Déjate sentir La Llamada

La Llamada

Cartel de la película La Llamada

Película: La Llamada

Director: Javier Calvo y Javier Ambrosi

Estreno: 2017

Duración: 108 minutos

Reparto: Macarena García, Anna Castillo, Belén Cuesta, Gracia Olayo, Richard Collins-Moore, María Isabel Díaz, Secún de la Rosa

Género: Comedia y musical

Puntuación: 4/5

Tres veces. He visto La Llamada en el cine tres veces, una de ellas en sing-along para poder cantar sus canciones a todo pulmón. Repito: la he visto tres veces, y aún no he tenido suficiente. La película dirigida por Javier Calvo y Javier Ambrosi, más conocidos como los javis, es una joya, no solo por el argumento o las interpretaciones de las actrices (magníficas) sino por la bellísima y original experiencia fílmica.

La trama gira alrededor de dos amigas, María (Macarena García) y Susana (Anna Castillo), que pasan el verano en un campamento de monjas, por el que no sienten ningún interés. De hecho, la película comienza con ellas dos fugándose del campamento para ir a una discoteca donde el cantante Henry Méndez hace un concierto. Justo antes, María recibe la visita de Dios (Richard Collins-Moore) que le canta la famosa ‘I will always love you’ de Whitney Houston, a partir de lo cual empieza a replantearse su vida. Además de ellas está la Hermana Milagros (Belén Cuesta), una monja que escogió el camino del señor demasiado pronto y caracterizada por una gran inocencia y bondad, y Sor Bernarda (Gracia Olayo), que llega para sustituir a la anterior directora y para poner algo de orden en el campamento usando la música.

Como veis, no se trata de un planteamiento muy complicado o enrevesado, incluso algunos dirían que no da para mucho. Pero es ahí donde reside su gracia: de un conjunto de elementos e historias que en otras circunstancias, con otra dirección o intérpretes podría haber sido un desastre, aquí triunfa y se convierte en un filme fresco, divertido e innovador, que como mínimo te hará salir con una sonrisa en la cara. Los diálogos tampoco se llevan a cabo con una gran retórica, sino que podríamos haberlos pronunciado cualquiera de nosotros, es decir, se hacen reflexiones profundísimas con un lenguaje cercano, directo y gracioso, sin bromas fáciles (o quizá sí, pero con un toque nuevo). En algunos casos, los diálogos son suprimidos para dejar que las dotes interpretativas y las emociones de las actrices fluyan y protagonicen la escena. Por ejemplo, la escena en que María está en la piscina, pensando en ese Dios, es su rostro y su mirada quién nos transmite sus dudas internas. Bueno, su expresión y también los planos que usan para mostrar este momento.

la llamada 2

Ambas protagonistas experimentan una llamada, un cambio en sus vidas que no pueden rechazar, uno vinculado a Dios (un Dios particular todo sea de paso) y otro a la orientación sexual. De esta manera, los javis nos muestran que vivir la fe no tiene por qué estar relacionado con la religión y, aunque lo este, hay muchas formas de sentir y vincularse con Dios. Y también es importante el mensaje de amor que transmiten, de cómo es una fuerza transformadora.

Al ser un musical, es importante hablar también de las canciones y de sus representaciones en la película. Todas y cada una de ellas son preciosas y perfectas para cada momento. La voz dulce de Macarena García nos transmite ese miedo a lo desconocido que le produce la llegada de Dios, la potencia de Richard Collins-Moore cantando a Whitney Houston o la complicidad entre Belén Cuesta y Gracia Olayo. A ellas se le suma la canción La Llamada de Leiva, que encaja a la perfección con el ritmo y color del filme.

Para mí, lo mejor de la cinta son las interpretaciones de las cuatro protagonistas, que se meten de lleno en sus personajes y nos hacen vivir con ellas sus emociones, sorpresas y humor. Son personajes reales, que podríamos encontrar en nuestra familia, con expresiones y sentimientos como los nuestros. Eso sí, si tuviera que escoger una sería Belén Cuesta como la Hermana Milagros porque da vida al personaje más tierno, humano, mágico y gracioso de toda la obra. Te ríes y sufres con ella, demostrando así la gran calidad polifacética de la actriz.

En definitiva, La Llamada es un coctel que mezcla personajes, historias, diálogos y géneros de forma magistral y atrayente, que logra conquistar a cualquier persona por ser un gran ejercicio de normalización, reivindicación del amor y de la libertad y critica a los prejuicios. Hay una escena en la que se ve claramente esa intención de luchar contra lo establecido, lo que se considera correcto, concretamente cuando la Hermana Milagros intenta convencer a María de que deje correr aquello que siente. Y es que ese es el mensaje, que sientas la llamada, que te dejes llevar por lo que sientes y que te grita dentro de ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s